Colombia: Support the National Strike

For the past two weeks, Colombia’s trade union centres have been preparing a major national strike for 21 November. We expect it to be the largest in years and millions will mobilise against the austerity measures of Duque government endorsed by the IMF.

In less than two years in office, the “Uribista” (Uribe supporter) Duque has won popular repudiation with his policies of austerity and repression: two out of three Colombians reject the government’s management. It recently suffered a heavy electoral blow in the regional elections, worn down by major student protests against the lack of funding of education, the brutal repression of the Cauca Indians, the corruption scandals, the progress of the judicial process against former President Uribe, and the continued assassination of social leaders, indigenous people and former FARC combatants.

The national strike is being carried out against the government’s labour, tax and pension reform projects, which make up the so-called “Paquetazo” (a huge austerity plan) which involves labour flexibility for young people, less taxes for large companies and more taxes for workers, and the privatisation of the pension system. It is a strike against the underfunding and privatisation of state-owned enterprises.

Over 150 unions, guilds and associations join the call. They are also preparing to mobilise the Indigenous Minga (Quechua word for collective actions) and the students who demand compliance with the agreement signed last year on the budget for public education.

One organisation that adheres to the call, the United Collectives, calls on all workers and popular sectors to join, reflecting the spirit of the struggle: “from every house in the early morning of this 21, banging the pots and pans; from the union in its Assembly to discuss among its workers the need for a National Strike; from the neighbourhood in the Communal Action Board discussing the National Strike with the community; the bus and taxi drivers who cease the activity that day; the merchant who joins the strike and does not open his business; the young man who stops and blocks the roads to give the worker the excuse for not going to work; even the peasant, with the black people, the indigenous communities and the truck drivers, who block the highways making the National Strike effective, who will prevent the government from sabotaging it. Everyone united with dignity.

Duque’s government has taken military and police personnel out into the streets, and raids are already being carried out against the organisers of the strike, once again showing the government’s repressive disposition. Within the framework of the great struggles that are taking place in Latin America, it is crucial to surround with solidarity and support the Colombian workers, peasants, indigenous people and the youth, who will lead the 21 November strike.

International Workers’ Unity – Fourth International

Posted in English, International | Tagged , , | Leave a comment

Colombia: Apoyemos el paro nacional

(Read in english)

Las centrales sindicales de Colombia vienen preparando desde hace dos semanas un gran paro nacional para este 21 de noviembre. Se espera que sea el más grande en años y millones se movilicen contra las políticas de ajuste del gobierno de Duque avaladas por el FMI.

En menos de dos años de mandato, el uribista Duque se ha ganado el repudio popular con sus políticas de ajuste y represión: dos de cada tres colombianos rechaza la gestión de gobierno. Recientemente sufrió una dura derrota electoral en las elecciones regionales, desgastado por las grandes protestas estudiantiles contra el desfinanciamiento de la educación, la brutal represión a los indígenas del Cauca, los escándalos de corrupción, el avance del proceso judicial contra el ex presidente Uribe, y el continuo asesinato de líderes sociales, indígenas y excombatientes de las FARC.

El paro nacional se realiza contra los proyectos de reforma laboral, tributaria y pensional del gobierno, que integran el llamado “Paquetazo” y suponen flexibilización laboral para jóvenes, menos impuestos a las grandes empresas y más impuestos a los trabajadores, y la privatización del sistema jubilatorio. Es un paro contra la desfinanciación y privatización de las empresas estatales.

Adhieren a la convocatoria más de 150 sindicatos, gremios y asociaciones. También se preparan para movilizarse la Minga Indígena y los estudiantes que reclaman el cumplimiento del acuerdo firmado el año pasado en materia de presupuesto para la educación pública.

Una de las organizaciones que adhiere a la convocatoria, los Colectivos Unidos, hace un llamado a todos los sectores obreros y populares a sumarse, reflejando el espíritu de la lucha:“desde su casa en la madrugada de este 21, haciendo sonar las cacerolas; desde el sindicato que hace su Asamblea para discutir entre sus trabajadores la necesidad del Paro Nacional; desde el barrio en la Junta de Acción Comunal discutiendo el Paro Nacional con su comunidad; el transportador y el taxista que cesan la actividad ese día; el comerciante que se suma al paro y no abre su negocio; el joven que se para firme y corta las rutas para facilitar el argumento al obrero de no poder llegar al trabajo; hasta el campesino, con las negritudes, las comunidades indígenas y los camioneros, que bloquean las carreteras haciendo respetar el Paro Nacional, que querrá ser saboteado por el Gobierno. Todos, unidos, con dignidad”.

El gobierno de Duque ha sacado efectivos militares y policiales a las calles, y ya se realizan allanamientos en contra de organizadores del paro, mostrando el gobierno una vez más su talante represivo. En el marco de las grandes luchas que se vienen gestando en Latinoamérica, es crucial rodear de solidaridad y apoyo a los trabajadores, campesinos, indígenas y a la juventud colombiana, que protagonizarán el paro del 21 de noviembre.

Unidad Internacional de Trabajadoras y Trabajadores – Cuarta Internacional
(read in english)

Posted in Español | Tagged , , | Leave a comment

Bolivia: We Reject the Attempt to Impose a Right-Wing Reactionary Government

The right mounted on the popular mobilisation and seeks to take over the government

We reject the attempt to impose a right-wing reactionary government, either transitory or through constitutional succession.

– Immediate call for an emergency COB (Workers’ Central Union) Congress, with the participation of all workers’, peasants’, indigenous and youth organisations.

– To form the Popular Assembly from the workers, peasants and youth mobilised to assume the provisional government and to call for clean and free elections, with no restriction for the popular candidates.

The fight must continue:

– Against the oligarchy (CAO, CAINCO, Camacho, etc.) allied for over 10 years to Evo Morales and partner in the Chiquitania fire.

– For non-payment of the fraudulent external debt contracted by MAS (Movement Towards Socialism, Evo’s party)

– For the nationalisation of the transnational San Cristobal pampered by Evo

– For exposing and fighting Camacho’s fascism disguised as democracy

After 21 days of struggle, with 3 dead under repression and MAS violence, Evo Morales lost the support of the oligarchy and imperialism, represented by the OAS, and ended up resigning.

When the popular mobilisation did not retreat in the face of police repression and the violence of the MAS and its thugs, the oligarchy abandoned Evo and mounted itself on it not to lose power. Following their oligarchic masters and for fear of mobilisation, the police mutinied, and the Armed Forces declared their “neutrality” and then “suggested” the resignation of the president. The imperialist OAS, in which the MAS relied upon to validate its fraud, advanced the results of the electoral audit (which has not yet ended) declaring the entire electoral process fraudulent. Threatened by the mobilisation, a call for a demonstration in his support that failed, abandoned by his allies and without the means of repression at his disposal, Evo Morales resigned.

Now the right-wing leader of Santa Cruz (Camacho), representative of the CAO, CAINCO, FEGASACRUZ, the big Agro-industrialists of Santa Cruz, responsible along with Evo Morales for the Chiquitania fire disaster, seek to take over the government, through a transitory government or constitutional succession. He speaks of democracy, but he is an enemy of the working people.

This reactionary bourgeois sector has used hatred and anger against the 14 years of Evo Morales’ government who, in the name of a false “socialism” and “anti-imperialism”, betrayed the people and governed for the benefit of the multinationals and the big business groups of soy, mining and gas. Evo Morales and MAS betrayed the October agenda and ignored the social demands such as the democratic ones of the 2016 referendum that rejected Evo running again for office.

Hundreds of thousands of workers and middle classes’ youth and the general population of upper and lower-middle classes took to the streets and blocked them repudiating the electoral fraud. Young people especially have a legitimate discontent with the MAS government which did not guarantee decent jobs in 14 years, and today young people with or without university studies are condemned to informal employment and miserable wages.

Thousands of workers and popular sectors broke with Evo Morales and joined the popular demand for him to leave and for new elections. Union sectors such as the mining unions of Potosí and San Cristóbal, workers, factories, or cocalero peasants of Los Yungas, joined. These sectors differ from the upper and middle classes of Santa Cruz or other regions that are traditionally conservative and support the right-wing of Camacho and Mesa. These right-wing demagogues want to use the working people’s demands to impose their reactionary and anti-popular project.

Added to this protest are legitimate popular demands, from the coca growers of Yungas who have had their leaders imprisoned for over a year, and were brutally repressed, to the people of Potosí in a struggle to defend the lithium that Evo gave to the transnationals (days before his resignation he had to back down). The salaried miners of San Cristobal de Potosí also demand respect for their labour conquests.

Large sectors of workers from the city and the countryside continued to vote for Evo Morales, many because they did not find another alternative and distrust Carlos Mesa and other right-wing candidates.

There is also a repudiation of the violent action of armed MAS gangs that attacked cooperative miners in Vila Vila and young people protesting in Cochabamba, resulting in deaths and injuries. And after Evo Morales’ resignation, there is the repudiation of the attacks and fires produced by MAS shock groups in El Alto and La Paz.

The right is mounted on this legitimate discontent, to impose its agenda, hiding under the banner of “democracy”. They even rejected Evo’s proposal to hold new elections “with another Court and other actors”. Now that Evo Morales resigned, they are rushing to palatial conjurations and political negotiations to impose a reactionary government.

For this, their main figure is Luis Fernando Camacho, representative of the right-wing fascist business in Santa Cruz, who already proposed to form a “transitory” government, but also have the right-wing parliamentarians who co-governed with the MAS the last 5 years and the military and police leadership.

We cannot allow the business fascist right-wing of Santa Cruz, supported by the military and imperialism, to decide the government and the future of the country. Whether with a “transitory” government or other variants, such as a Legislative Assembly that is the enemy of the people, made up of Masista and right-wingers who accompanied the policy of the MAS, be in charge of the constitutional succession; or of a military junta, they would all be a reactionary anti-popular government.

We reject attempts to impose a reactionary government by any of these means.

That is why we from the real left put forward: “Neither Evo Nor Mesa, Camacho or the military! For an Alternative of the city and countryside workers” (Declaration of the PT-PSR on 8 November).

We join the demand of the factories in Cochabamba, miners in Potosí and the CSUTCB Genaro Flores, that an urgent Extraordinary Congress of the COB be held, especially inviting peasant and indigenous organisations, and the youth, to form a Transitional government.

To impose the workers’ agenda, among others: a true nationalisation of San Cristóbal, a Japanese company pampered by Evo Morales; stop paying the foreign debt accumulated in these years that was used for corruption and useless works; fight against the oligarchy (CAO, CAINCO, Camacho, etc.) that was an ally of the MAS during the last 10 years, etc.

To convene an open Congress of the reorganised COB to form a Popular Assembly with representatives of grassroots organisations of city and rural workers, youth and indigenous, to resolve the future of the country and guarantee clean and free elections without restrictions for any candidate from the popular sectors.

Revolutionary Alternative for the Working People (ARPT), a section of the IWU-FI in Bolivia.

Posted in International | Tagged , , , , | Leave a comment

Bolivia: Rechazamos el intento de imponer un gobierno reaccionario de derecha

La derecha se montó sobre la movilización popular y busca apoderarse del gobierno
Rechazamos el intento de imponer un gobierno reaccionario de derecha, ya sea transitorio o por vía de la sucesión constitucional

– Convocatoria inmediata a Congreso de la COB de emergencia, con participación de todas las organizaciones obreras, campesinas, indígenas-originarias y juveniles

– Conformar la Asamblea Popular a partir de los obreros, campesinos y jóvenes movilizados para asumir el gobierno provisional y convocar a elecciones limpias y libres, sin ninguna restricción para los candidatos populares

La lucha debe continuar:

– Contra la oligarquía (CAO, CAINCO, Camacho, etc.) aliada durante más de 10 años a Evo Morales y socia en el incendio de la Chiquitanía

– Por el no pago de la fraudulenta deuda externa contraída por el MAS

– Por la nacionalización de la transnacional San Cristobal mimada de Evo

– Por desenmascarar y combatir al fascismo de Camacho disfrazado de democracia

Luego de 21 días de lucha, con 3 muertos bajo la represión y violencia masista, Evo Morales perdió el respaldo de la oligarquía y el imperialismo, representado por la OEA, y terminó por renunciar.

Cuando la movilización popular no retrocedió ante la represión policial y la violencia del MAS y sus matones, la oligarquía abandonó a Evo y se montó sobre la misma con el objetivo de no perder el poder. Siguiendo a sus amos oligárquicos y por temor a la movilización, la policía se amotinó y las FFAA declararon su “neutralidad” y luego “sugerir” la renuncia del presidente. Por su parte la imperialista OEA, en quien el MAS confió para validar su fraude, adelantó los resultados de la auditoría electoral (que aún no terminó) declarando fraudulento todo el proceso electoral. Amenazado por la movilización, fracasados sus intentos de contra movilización social, abandonado por sus aliados y sin los medios de represión a su disposición, Evo Morales renunció.

Ahora la derecha cruceña (Camacho), representante de la CAO, CAINCO, FEGASACRUZ, los grandes agroindustriales cruceños, responsables junto a Evo Morales del desastre del incendio de la Chiquitanía, buscan apoderarse del gobierno, mediante un gobierno transitorio o la sucesión constitucional. Ellos hablan de democracia pero son enemigos del pueblo trabajador.

Este sector burgués reaccionario ha utilizado el justo odio y bronca contra los 14 años de gobierno de Evo Morales, que en nombre de un falso “socialismo” y “antiimperialismo” traicionó al pueblo y gobernó en beneficio de las multinacionales y de los grandes grupos empresarios de la soja, de la minería y el gas. Evo Morales y el MAS traicionaron la agenda de Octubre y desconocieron los reclamos sociales como los democráticos del referéndum del 2016 que rechazo la repostulación de Evo.

Centenares de miles de jóvenes hijos de trabajadores y de clases medias, y población en general de clase media alta y baja, salieron a las calles y bloquearon en las últimas semanas repudiando el fraude electoral. Los jóvenes especialmente tienen un legítimo descontento ante un gobierno del MAS que durante 14 años no garantizó trabajos dignos, y hoy jóvenes con o sin estudios universitarios están condenados al empleo informal y con salarios míseros.

Por esa razón miles de trabajadores y sectores populares rompieron con Evo Morales y se sumaron al reclamo popular de que se vaya y de nuevas elecciones. Sectores sindicales como los sindicatos mineros de Potosí y San Cristóbal, obreros, fabriles, o campesinos cocaleros de Los Yungas, se sumaron. Estos sectores son diferentes a las clases alta y media de Santa Cruz u otras regiones que son base tradicionalmente conservadora y que apoyan al derechista de Camacho y a Mesa. Estos demagogos derechistas, quieren usar los justos reclamos del pueblo trabajador para imponer su proyecto reaccionario y antipopular.

A esta protesta se suman legítimos reclamos populares, desde los cocaleros de Yungas que tienen sus dirigentes presos desde hace más de un año, y fueron brutalmente reprimidos, hasta el pueblo potosino en lucha por defender el litio que Evo entregó a las transnacionales (días antes de su renuncia tuvo que retroceder). También los mineros asalariados de San Cristobal de Potosí reclaman respeto a sus conquistas laborales.

Por otra parte, grandes sectores de trabajadores de la ciudad y el campo siguieron votando por Evo Morales, muchos por no encontrar otra alternativa y legítima desconfianza en Carlos Mesa y otros candidatos derechistas.

También hay repudio a la violenta acción de bandas armadas del MAS que atacaron a mineros cooperativistas en Vila Vila y a jóvenes que protestaban en Cochabamba, con resultado de muertos y heridos. Y posterior a la renuncia de Evo Morales, hay repudio a los ataques e incendios producidos por grupos de choque masistas en El Alto y La Paz.

La derecha se monta sobre este legítimo descontento, para imponer su propia agenda, ocultándose bajo la bandera de la “democracia”. Pesé a que su reclamo inicial era solamente la segunda vuelta, montándose sobre la movilización, llegaron a rechazar hasta el planteó de Evo de realizar nuevas elecciones “con otro Tribunal y otros actores”. Ahora que Evo Morales renunció se apresuran a las conjuraciones palaciegas y el cuoteo político para imponer un gobierno reaccionario.

Para esto, su principal figura es Luis Fernando Camacho, representante de la derecha fascista empresarial cruceña, que ya propuso conformar un gobierno “transitorio”, pero también cuentan con los parlamentarios derechistas que cogobernaron con el MAS los últimos 5 años y las cúpulas militares y policiales.

No podemos permitir que la derecha fascista empresarial cruceña, apoyada por los militares y el imperialismo decida el gobierno y el futuro del país. Ya sea mediante un gobierno “transitorio” u otras variantes, como que una Asamblea Legislativa enemiga del pueblo, compuesta de masistas y derechistas que acompañaron la política del MAS, de curso a la sucesión constitucional; o de una junta militar, serian todas reaccionarias antipopulares.

Rechazamos los intentos de imponer un gobierno reaccionario por cualquiera de estas vías.

Por eso propusimos desde la verdadera izquierda: “Ni Evo, Ni Mesa, Ni Camacho ni los militares! Por una Alternativa de los trabajadores y las trabajadoras de la ciudad y del campo” (Declaración del PT-PSR del 8 de noviembre).

Nos sumamos al reclamo de fabriles de Cochabamba, mineros de Potosí y la CSUTCB Genaro Flores, de que se realice un urgente Congreso Extraordinario de la COB, invitando especialmente a las organizaciones campesinas e indígenas, y juveniles, para formar gobierno Transitorio.

Imponer una agenda de los trabajadores, entre otros puntos una verdadera nacionalización de San Cristóbal empresa japonesa mimada del Evo Morales, desconocer la deuda externa acumulada en estos años que se usó para corrupción y obras inútiles, librar la lucha contra la oligarquía (CAO, CAINCO, Camacho, etc.) que fue aliada del MAS durante los últimos días 10 años, etc.

Convocar desde el Congreso abierto de la COB reorganizada a formar una Asamblea Popular con representantes de organizaciones de base de los trabajadores de la ciudad y el campo, de jóvenes e indígenas, para resolver futuro del país y garantizar elecciones realmente limpias y libres sin restricciones para ningún candidato de los sectores populares.

Alternativa Revolucionaria del Pueblo Trabajador (ARPT), sección de la UIT-CI en Bolivia.

11 de Noviembre de 2019

Posted in Español | Tagged , , , | Leave a comment

All support to the Chilean people!

Thousands of young people, workers and popular sectors took to the streets in Santiago and in all the cities of the country to repudiate the actions of President Piñera and the military.

While the barricades in Ecuador, where the indigenous people, the students and the working people had defeated the rise in fuel decreed by the bosses’ government and the IMF, had not been extinguished yet, in Chile thousands went out to question the rise in Metro tariffs.

Faced with the massive protest, Piñera’s government backed down, cancelling the subway increase. But the people continued in the streets repudiating the repression and all the policy of surrender and reduction of the standard of living carried out by Piñera’s government.

Why is this uprising taking place? Days before, Piñera said Chile was an “oasis” in Latin America as opposed to what was happening in Ecuador. Imperialism and the multinationals used Chile’s “order” as an example. Chile’s true face is something else for the impoverished Chilean people. The rise in the subway was only the trigger of the anger accumulated during years of austerity policies this government and the previous ones of the “Concertación” (Concertation) and the faked Bachelet’s Socialism applied.

Piñera did nothing but deepen the austerity to continue benefitting the big businessmen. An austerity that materialised in the sustained raise in the cost of living that this government has promoted, such as the price of transportation and basic services such as water, electricity and food. The support of privatisations. The attack on health and public education.

The working people and youth of Chile said: Enough!

Piñera’s reactionary government declared a state of emergency that sought to silence the demonstrations and claims. It even imposed a curfew. Since it was not enough with the Chilean police (the hated “pacos”), he took the military out into the streets. He spoke of declaring a “war” against the “criminals”. The response of the Chilean people and youth did not last long. Thousands took to the streets, ignoring the state of emergency. They banged pots and pans and organised hundreds of assemblies in the neighbourhoods of Santiago on Sunday. On Monday, thousands mobilised again in defiance of the military and Piñera’s state of emergency. And the working class went along. There was a miners’ strike, as did the port workers of Antofagasta and the truck drivers protested for the tolls. On Tuesday, the health workers joined in. In Chile, there is a state of a general strike.

The overflow of the mass movement took Piñera and his pro-imperialist capitalist government by surprise as they swarmed the streets with no direction. The same happened with the trade union centres and the employers’ opposition and reformist parties. And now they call for a “dialogue” (Bachelet, the Communist Party and the Broad Front) and stop the struggle. The people shout in the streets, “Down With the rising cost of living! Let Piñera and the military leave!”

The Socialist Workers’ Movement (MST), Chilean section of the IWU-FI, is a part, from the start, of this popular, youthful and hardworking rebellion for their rights and against Piñera’s government. As revolutionary socialists we are in the street raising those same slogans, that the economic model of hunger and surrender has to end, not to pay the foreign debt, repression must end: it has already led to 10 deaths and hundreds of wounded, outside the police and the military, freedom for those arrested, Piñera must leave, the curfew and the state of emergency must stop. The MST raises the need to unite the struggle in a general strike. Chile needs a fundamental change: the workers and the people will once and for all lead the country.

The mobilisations in Ecuador and Chile show the people can defeat the IMF and the governments and their austerity plans. These examples impress Latin America and the world. There are struggles and protests everywhere in the region. We have to unite the workers, youth and popular struggle against the IMF, the multinationals and the austerity governments. It is necessary to raise a front of debtor countries so as not to pay the fraudulent foreign debt and break with the IMF. Ecuador and Chile show us the way. Now it is necessary to support the struggle of the Chilean people and youth to succeed over Piñera’s government and its criminal repression.

From the IWU-FI we join all the unitary mobilisations to support the Chilean people and we call to carry out new actions.

International Workers’ Unity-Fourth International (IWU-FI)-21 October 2019

Posted in English | Tagged , , | Leave a comment

Lebanon: Popular revolt against the government’s austerity policy The people want the regime to leave!

In Lebanon, since 17 October, the most massive mobilisations in the country’s history against the austerity policies the government set in motion has continued. Starting especially in Beirut and other cities of the country, the people are on the streets. They are confronting, without taking a step back, the armed security forces’ tear gas and rubber bullets.

What has been the spark that ignited the masses was the governmental charge of a tax of 0.20 dollars per day on the use of the WhatsApp application. However, behind the massive fury are the country’s structural problems arising from the serious economic crisis.

Lebanon is one country with the highest foreign debt in the region and last May, the government of Saad Hariri agreed with other political forces on an austerity plan to take the economy out of the crisis. The plan was to make the workers pay the bill for the crisis, which includes measures such as cuts in public spending, lowering the salaries of public workers and raising direct and indirect taxes.

In fact, the Lebanese people already lacked supplies of electricity, water and gas, and there is not enough sanitary aid. Now the sum of further cuts in public services exploded the mounting popular rage. Another factor that provoked the anger of the people has been the insufficient intervention of the government, because of the social cuts, in the fight against the over a hundred forest fires that a week before had destroyed a good part of the natural wealth of the country.

After the mass mobilisations, the government withdrew its decision to impose new taxes on Internet communication. In addition, Prime Minister Hariri asked his colleagues to prepare a new plan against the economic crisis. However, the government’s steps have not calmed the people and put an end to demonstrations.

The Lebanese takes the current crisis not because of the government’s policies but as a problem of the corrupt capitalist political regime. In the focus of popular anger are the corrupt political parties of the regime mostly led by the richest businessmen who exploit the country’s resources. That is why the main slogan of the Lebanese streets is “the people want the regime to leave”. The same one that the masses of the Middle East and North Africa shouted since 2011 in Tunisia.

We, the International Workers’ Unit-Fourth International (IWU-FI), support the struggle of the Lebanese working people against the consequences of the economic crisis and against the regime that provokes it. We consider this struggle as the continuation of the mobilisations that began with the same slogans in 2011 in the region and that in 2019 followed in Sudan, Algeria, Egypt and Iraq. In Lebanon, to guarantee the rights won through mobilisations and the continuity of the workers’ and people’s struggle, we believe that it is very important to build a plan of struggle and a programme independent from the current regime and imperialism as part of the building of a new revolutionary and internationalist leadership. In this task the Lebanese socialists and class organisations have an enormous responsibility. We call on all internationalist revolutionaries to show solidarity with the fighting people of Lebanon.

International Workers’ Unity-Fourth International (IWU-FI)-21 October 2019

Posted in English | Tagged , , | Leave a comment

¡Todo el apoyo al pueblo chileno!

Miles de jóvenes, de trabajadoras, trabajadores y de sectores populares salieron a las calles en Santiago de Chile y en todas las ciudades del país a repudiar el accionar del presidente Piñera y de los militares.

No se habían apagado las barricadas de Ecuador, donde el pueblo indígena, los estudiantes y el pueblo trabajador había derrotado el alza del combustible decretado por el gobierno patronal y el FMI, cuando en Chile miles salieron a cuestionar el viernes 18, el aumento de las tarifas del Metro.

Ante la masividad de la protesta el gobierno de Piñera se echó atrás. Anulando el aumento del metro. Pero la gente siguió en las calles repudiado la represión y toda la política de entrega y de reducción del nivel de vida que lleva adelante el gobierno de Piñera.

¿Por qué se produce este estallido? Días antes Piñera decía que Chile era un “oasis” en Latinoamérica frente a lo que pasaba en Ecuador. El imperialismo y las multinacionales ponían de ejemplo el “orden” de Chile. La realidad de Chile se mostró que es otra cosa para un pueblo empobrecido. El aumento del metro solo fue el detonante de la bronca acumulada durante años de políticas de ajuste de este gobierno como de los anteriores de la “Concertación” y la supuesta “socialista” de Bachelet.

Piñera no hizo más que profundizar el ajuste para seguir beneficiando a los grandes empresarios. Ajuste que se materializó en el alza sostenida del costo de la vida que este gobierno ha impulsado, como el alza del precio del transporte y de servicios básicos como agua, luz y alimentación. El sostén de las privatizaciones. El ataque a la salud y a la educación pública.

El pueblo trabajador y la juventud de Chile dijeron: Basta!

El gobierno reaccionario de Piñera decretó el estado de emergencia que pretendía acallar las manifestaciones y los reclamos. Hasta impuso un toque de queda. Como no le alcanzaba con los carabineros (los odiados “pacos”) sacó a los militares a las calles. Habló que declaraba una “guerra” a los “delincuentes”. La respuesta del pueblo y la juventud chilena no se hizo esperar. Miles salieron a las calles desconociendo el estado de emergencia. Se hicieron cacerolazos y se organizaron cientos de asambleas en los barrios de Santiago durante el domingo 20. El lunes 21 miles se volvieron a movilizar desafiando a los militares y al estado de emergencia de Piñera. Y se empezó a sumar la clase trabajadora. Hubo huelga de los mineros, de los portuarios de Antofagasta y los camioneros protestaron por los peajes. El martes 22 paran los trabajadores de la salud. En Chile se vive un estado de huelga general.

Piñera y su gobierno capitalista pro imperialista, se ha visto sorprendido por el desborde del movimiento de masas que ha salido a la calle sin ninguna dirección. Las centrales sindicales y los partidos de oposición patronal y reformistas también fueron sorprendidos. Y ahora llaman al “dialogo” (Bachelet, el Partido Comunista y el Frente Amplio) y no a seguir la lucha. El pueblo grita en las calles Abajo el alza del costo de vida! Que se vayan Piñera y los milicos!

El Movimiento Socialista de los Trabajadores (MST), sección chilena de la UIT-CI, es parte, desde el primer momento, de esta rebelión popular, juvenil y trabajadora por sus derechos y contra el gobierno de Piñera. Como socialistas revolucionarios estamos en la calle levantando aquellas mismas consignas, que se termine el modelo económico de hambre y entrega, basta de pagar la deuda externa, basta de represión que ya lleva 10 muertos y centenares de heridos, fuera los carabineros y los militares, libertad a los detenidos por luchar, que se vaya Piñera, el toque de queda y el estado de emergencia. El MST levanta la necesidad de unificar la lucha en una huelga general. En Chile se necesita un cambio de fondo: que sean los trabajadores y el pueblo los que dirijan de una vez el país.

Las movilizaciones en Ecuador y Chile muestran que los pueblos pueden derrotar al FMI y a los gobiernos y sus planes de ajuste. Estos ejemplos están impactando en Latinoamérica y el mundo. Hay luchas y protestas en el resto de la región. Hay que unificar la lucha obrera, juvenil y popular contra el FMI, las multinacionales y los gobiernos del ajuste. Es necesario levantar un frente de lucha de países deudores para no pagar la fraudulenta deuda externa y romper con el FMI. Ecuador y Chile nos marcan el camino. Ahora hay que apoyar incondicionalmente la lucha del pueblo y la juventud chilena para triunfen derroten al gobierno de Piñera y su represión criminal.

Desde la UIT-CI nos sumamos a todas las movilizaciones unitarias en apoyo al pueblo chileno y llamamos a seguir realizando nuevas acciones.

Unidad Internacional de Trabajadoras y Trabajadores-Cuarta Internacional (UIT-CI)-21 de octubre de 2019
(read in english)

Posted in Español | Tagged , , | Leave a comment

Líbano: Revuelta popular contra la política de austeridad del gobierno ¡El pueblo quiere que se marche el régimen!

En Líbano desde el 17 de octubre siguen las movilizaciones más masivas de la historia del país contra las políticas de austeridad que el gobierno puso en marcha. Empezando especialmente por Beirut y en muchas de las ciudades del país, la gente está en la calle. Están enfrentando, sin dar un paso atrás, a las fuerzas de seguridad armadas con gas lacrimógeno y balas de goma.

Lo que ha sido la chispa que incendió las masas fue la carga gubernamental de un impuesto de 0,20 dólares por día sobre la utilización del servicio de WhatsApp. Sin embargo, detrás de la furia masiva están problemas estructurales del país que brotan con la grave crisis económica.

Líbano es uno de los países con más deuda externa de la zona y el gobierno de Saad Hariri hizo un pacto el mayo pasado con otras fuerzas políticas sobre un plan de austeridad para poder sacar la economía de la crisis. El plan fue hacer pagar la factura la crisis a los trabajadores, que incluye medidas como recortes en los gastos públicos, bajar los salarios de los trabajadores públicos y subir los impuestos directos e indirectos.

De hecho, al pueblo libanés ya le faltaba suministros de luz, agua y gas y tampoco le llega suficiente ayuda sanitaria. Ahora la suma de más recortes en los servicios públicos hizo explotar la rabia popular que iba acumulándose. Otro factor que provocó la cólera del pueblo ha sido la insuficiente intervención del gobierno, por los recortes sociales, en la lucha contra los más de cien incendios forestales que hace una semana destruyó una buena parte de la riqueza natural del país.

Después de las movilizaciones masivas el gobierno retiró su decisión de poner nuevos impuestos sobre la comunicación a través de Internet. Además, el primer ministro Hariri pidió a sus colegas preparar un nuevo plan contra la crisis económica. Sin embargo, estos pasos del gobierno no han sido suficientes para calmar la gente y acabar con las movilizaciones callejeras.

Pues los libaneses no consideran la crisis actual como solamente por las políticas del gobierno sino como un problema del régimen político capitalista corrupto. En el foco de la ira popular están los partidos políticos corruptos del régimen dirigidos por su mayoría por los empresarios más ricos que explotan los recursos del país. Por eso la consigna principal de las calles libaneses es “el pueblo quiere que se vaya el régimen”. La misma que gritaban las masas del Oriente Medio y Norte del África a partir del año 2011 en Túnez.

Nosotros, la Unidad Internacional de Trabajadoras y Trabajadores-Cuarta Internacional (UIT-CI), apoyamos la lucha del pueblo trabajador libanés contra las consecuencias de la crisis económica y contra el régimen que la provoca. Consideramos esta lucha como la continuación de las movilizaciones que empezaron con las mismas consignas en el 2011 en la región y que en el 2019 siguieron en Sudan, Argelia, Egipto e Irak. En Líbano para poder garantizar los derechos conquistados a través de las movilizaciones y la continuidad de la lucha obrera y popular, creemos que es muy importante construir un plan de lucha y un programa independiente del régimen actual y del imperialismo como parte de la construcción de una nueva dirección revolucionaria e internacionalista. En esta tarea los socialistas y las organizaciones clasistas libaneses tienen una responsabilidad enorme. Llamamos a todos los revolucionarios internacionalistas a solidarizarse con el pueblo luchador de Líbano.

Unidad Internacional de Trabajadoras y Trabajadores-Cuarta Internacional (UIT-CI)-21 de octubre de 2019

Posted in Español, International | Tagged , , | Leave a comment

Barcelona: El pueblo catalán se levanta contra las sentencias a los presos politicos

Luego de 2 años encarcelados como consecuencia de la brutal ofensiva contra el independentismo catalán por parte del régimen español, el Tribunal Supremo condenó a doce dirigentes políticos y sociales a penas de prisión y de inhabilitación política de hasta trece años, en una farsa judicial en la que se les acusó de crímenes como sedición y malversación de fondos.

Entre los condenados están funcionarios como Oriol Junqueras, vicepresidente de la Generalitat al momento de la realización del referendo y cabeza de la lista más votada en las elecciones de abril de este año en Catalunya, ganadas por el independentismo; o Carme Forcadell, presidenta del parlamento catalán durante el referendo, también los activistas Jordi Sánchez y Jordi Cuixart, condenados en retaliación por las protestas populares que enfrentaron la represión luego del referendo.

Castigando violentamente la realización del referendo del 1 de octubre de 2017, que superó los intentos del régimen de impedirlo a palos y que demostró la voluntad popular mayoritaria de alcanzar la independencia, los herederos del franquismo intentan aplastar la causa de la autodeterminación nacional catalana, y escarmentar a los demás pueblos enviando el mensaje de que no tolerarán que se dirima democráticamente la cuestión.

El antidemocrático fallo desató una masiva movilización popular en Catalunya, con marchas y un gran bloqueo en el aeropuerto de Barcelona. En varias ciudades del mundo se han realizado manifestaciones en apoyo al pueblo catalán y en solidaridad con los presos políticos, repudiando la represión del régimen español. Dentro del Estado español, además de las gigantescas movilizaciones de cientos de miles en las calles de Barcelona y Girona, se han realizado multitudinarias movilizaciones en Galicia y el País Vasco.

La crisis ha demostrado que no solo el PP, que gobernaba el Estado español al momento del referendo de 2017, y el PSOE, actualmente en el poder, aplican toda la saña y no escatiman esfuerzos en destruir los derechos nacionales de los pueblos; también ha dejado al descubierto la hipocresía del “progresista” Pablo Iglesias de Unidas Podemos (Podemos), quien llamó a “respetar y cumplir” la sentencia.

La intención de usar el referendo y la declaración de independencia en suspenso como herramientas para presionar al Estado español para una salida negociada han demostrado ser una estrategia equivocada. La única salida para imponer una República independiente como expresión de la voluntad mayoritaria del pueblo catalán es vincular la justa reivindicación de la autodeterminación a la lucha de la clase trabajadora, de los estudiantes y las mujeres, profundizando los lazos de solidaridad con los demás pueblos del Estado español para alcanzar una movilización mayor y derrotar por la fuerza de cientos de miles en las calles al régimen monárquico y heredero del franquismo. El pueblo catalán esta en las calles y el 18 de octubre se convocó a una huelga general.

Desde la Unidad Internacional de Trabajadoras y Trabajadores – Cuarta Internacional apoyamos incondicionalmente la lucha del pueblo catalán. Repudiamos esta escandalosa sentencia que busca escarmentar a los pueblos del Estado español, condenamos la represión de los cuerpos represivos españoles y la policía catalana. Contra la sentencia y la represión: plan de lucha y huelga general. Llamamos a la solidaridad internacional con el pueblo catalán.

*Libertad presos políticos independentistas, regreso de los exiliados y archivo de todas las causas abiertas: ¡amnistía!

*No a la represión!

*Por la autodeterminación de Catalunya!

*Apoyo a la movilización popular!

*Abajo la monarquía y el régimen del 78!

Unidad Internacional de Trabajadoras y Trabajadores-Cuarta Internacional (UIT-CI)-18 de octubre de 2019.

Posted in Español | Tagged , , , | Leave a comment

Ecuador: Gran triunfo de la movilización popular

Cayó el decreto 883, dictado por el FMI

Luego de once días de una masiva rebelión popular en Ecuador, el gobierno de Lenin Moreno tuvo que derogar el decreto 883 con el cual iniciaba un ajustazo pactado con el FMI.

El pueblo ecuatoriano movilizado ha dado un gran ejemplo a los pueblos del mundo que con la lucha se puede derrotar al FMI y a los gobiernos patronales que aplican ajustes contra los pueblos.

En la noche del domingo 13, miles de indígenas, trabajadores, estudiantes y sectores populares concentrados en el centro de Quito festejaban el anuncio de la derogación. No era para menos. Se había logrado torcer el brazo del gobierno patronal y del FMI luego de una dura batalla de movilizaciones masivas con choques con las fuerzas de seguridad que dejó un primer saldo de 10 muertos, centenares de heridos y de detenidos. Fue una semiinsurrección popular encabezado por el movimiento indígena nucleado en la Confederación de Nacionalidades Indígenas (Conaie).

La movilización popular ha logrado un primer gran triunfo. Enfrentando la represión y derrotando el “estado de excepción” y luego el “toque de queda”. El gobierno no pudo controlar Quito. Hubo una dura batalla campal en donde las fuerzas de seguridad no pudieron disolver los puntos de concentración de los indígenas, los trabajadores y la juventud.

Finalmente Lenin Moreno tuvo que ceder. El decreto 883 significaba un aumento de la gasolina del 123% reclamado por el FMI para entregar un nuevo préstamo de 4300 millones de dólares. La condición era un nuevo paquetazo contra el pueblo trabajador e indígena. También incluía otras medidas de flexibilización laboral que aún no quedaba claro si también se derogaban.

La rebelión popular y la huelga general indígena-trabajadora y popular puso contra las cuerdas al gobierno patronal de Lenin Moreno y al FMI. ¡Fuera el FMI! ¡Fuera Lenin Moreno!, gritaban miles en las barricadas. El gobierno huyó a Guayaquil. Se había creado un vacío de poder. Una crisis revolucionaria. Hubo elementos de un doble poder. Por un lado, el debilitado Lenin Moreno y, por otro lado, el pueblo en las calles. Pudo estar planteado la caída del gobierno y que asumiera el poder un gobierno de los de abajo, de la Conaie, el FUT (Frente Unitario de Trabajadores) y otras organizaciones populares. Inclusive en un de los videos que recorre el mundo, un indígena grita: “Nosotros tenemos dirigentes que pueden dirigir este país”. Pero los dirigentes no se lo plantearon. El ex presidente Correa buscó capitalizar la rebelión proponiendo “nuevas elecciones”. El gobierno de Correa fue parte, junto a Lenin Moreno -que fuera en esos tiempos su vice-, de los gobiernos del doble discurso como Lula, Chávez/Maduro, Daniel Ortega o el kirchnerismo. Pero no tuvo gran eco en los manifestantes. Correa y Lenin Moreno mantuvieron los pactos con el FMI, la deuda externa y una economía dolarizada.

Ante el temor de una caída revolucionaria del gobierno de Lenin Moreno, el imperialismo y el Vaticano intervinieron. Los representantes de la ONU y del Episcopado fueron parte de la “mesa del dialogo”.

Cayó el decreto 883 pero se acordó que una “comisión multipartidaria” elaboraría un “nuevo decreto”. El gobierno y la burguesía intentarán hacer pasar otras variables de ajuste con las direcciones. Pero queda un gobierno muy debilitado. La crisis no está superada y las masas han logrado una primera victoria.

Existe el peligro que las direcciones de la Conaie y la FUT cedan en las negociaciones. Por eso debe seguir el estado de movilización del pueblo indígena, de los trabajadores y de los estudiantes para no dejar pasar ninguna medida de ajuste contra el pueblo. Y para exigir que se garantice la derogación de todas las medidas de ajuste como las de la flexibilización laboral, que se liberen a todos los detenidos, que no se criminalice a los manifestantes y se castigue a los responsables de los caídos por la represión. Desde abajo, en asambleas, es necesario exigir a los dirigentes de la Conaie y demás organizaciones, que no pacte nada sin consultar a las bases. Exigirles que lleven adelante la agenda que ha levantado la movilización. En primer lugar, que se vaya el FMI. Pero también que se deje de pagar la fraudulenta deuda externa y levantar un plan económico alternativo del pueblo indígena, obrero y popular que arranque de la ruptura con el FMI, y la expulsión de las multinacionales que saquean el petróleo y otras riquezas naturales ecuatorianas para poner todo ello al servicio del pueblo indígena y trabajador.

El pueblo indígena, los trabajadores, los estudiantes y los sectores populares han dado un gran ejemplo de lucha a todos los pueblos de Latinoamérica y del mundo. Desde la UIT-CI saludamos el triunfo del pueblo ecuatoriano por sobre el FMI y el gobierno patronal de Lenin Moreno. Llamamos a seguir acompañando esta experiencia de lucha y solidarizarnos para que este primer gran triunfo se consolide y siga avanzado hasta derrotar definitivamente los planes del FMI y del imperialismo.

Unidad Internacional de Trabajadoras y Trabajadores-Cuarta Internacional (UIT-CI)-13 de octubre de 2019

Posted in Español | Tagged , , , , | Leave a comment